CÓMO REPARAR UN PARCHE DE GOTELÉ

El gotelé apareció en la década de los 60 y, durante muchos años, ha sido la técnica de pintura por excelencia en los hogares españoles, ensalzándose como la opción más elegida por los constructores para viviendas con paredes de tabiques de ladrillo, que deja un acabado granulado muy característico.

Aunque es cierto que es una técnica que ha ido perdiendo protagonismo con el paso de los años, todavía son muchos los hogares que cuentan con paredes de gotelé y, es posible que, con el paso del tiempo, hayan sufrido algún tipo de desperfecto.

Si llevas tiempo con algún desconchón en tus paredes y, no lo has arreglado porque no sabes cómo hacerlo o porque crees que resultará muy difícil, toma nota porque en Pastor Decoraciones te contamos cómo reparar un parche de gotelé paso a paso, para que puedas igualarlo con el resto, evitando que un trozo de pared se vea liso a causa de una reparación, al paso del tiempo o porque la humedad ha tirado la pintura.

¿Qué materiales necesitarás para reparar un parche en tus paredes de gotelé?

– Espátula.
– Lija.
– Masilla.
– Gotelé en spray o pintura temple.
– Pintura plástica.

Pasos para reparar parches de gotelé

Protege la zona

Antes de comenzar, protege la zona del mismo modo que si fueras a pintar la pared, asegurándote de cubrir el suelo y los posibles muebles que haya alrededor y corran el riesgo de mancharse.

Elimina los restos de gotelé

Lo primero será eliminar cualquier resto de gotelé que haya en la zona que quieras reparar, así como aquellos que estén junto al trozo afectado y compruebes que se desprenden con facilidad.

Para ello, utiliza una espátula para rascar el desconchado y sus alrededores hasta eliminar los restos de gotelé y comprobar que el resto de la pintura está perfectamente fijada a la pared, sin riesgo de que se desprenda.

Después, lija toda la superficie que hayas rascado para garantizar que quede uniforme y, al terminar, elimina los restos de polvo con un trapo limpio.

Masilla

Aunque este paso no es obligatorio, sí es altamente recomendable masillar la zona a reparar con una fina capa, lo que te permitirá conseguir un acabado mucho más profesional.

Puedes utilizar masilla en polvo o masilla al uso, que deberás aplicar con cuidado utilizando una espátula. Deja que pase un tiempo hasta que se seque (podrás ver el tiempo de secado en el envase de la masilla), y líjala ligeramente para rebajarla un poco antes de continuar con la reparación.

Aplica el gotelé

Gotelé en spray:

Nuestro consejo es que utilices una pintura en spray con efecto gotelé, que te permitirá recuperar el aspecto rugoso de la pared de forma rápida y sin tener que utilizar ningún tipo de herramienta.

Tienes que aplicar el spray de gotelé a unos 25cm de distancia y siempre en la misma dirección, evitando permanecer mucho tiempo en la misma zona, ya que de lo contrario podrían quedar pegotes.

El color del spray repara gotelé es blanco y son las propiedades de dispersión del producto lo que hace que simule el gotelé. Por eso es idóneo para reparar o renovar zonas que estén defectuosas o que se hayan quedado lisas. El tiempo normal de secado al tacto suele rondar entre las 4 y 6 horas y ya estaría preparado para ser pintado con pintura plástica.

Pintura temple:

Otra opción es aplicar pintura temple, que tendrás que mezclar con agua, utilizando para ello un recipiente lo suficientemente grande y siguiendo los pasos indicados por el fabricante.

Tienes dos opciones para aplicar la pintura temple:

Rodillo de picar: es un rodillo de esponja con unos agujeros que imitarán el granulado del gotelé. Simplemente tendrás que mojar el rodillo en la pintura y pasarlo por la pared.
Escobilla: con ayuda de la mano, fricciona varias veces la escobilla impregnada de pintura a una distancia próxima a la pared, de modo que la pasta salga despedida de la escobilla y acabe en la pared.

Aplicada la pintura temple, deja secar el tiempo indicado por el fabricante y pinta la pared del color que desees. En caso de que solo quieras pintar el parche reparado, es importante que te asegures de utilizar la misma pintura que para el resto de la pared, porque de lo contrario, la diferencia será más que notable.

Otra opción es aprovechar para pintar toda la pared, lo que además de darle un cambio a la decoración, ayudará a que se vea mucho más uniforme, consiguiendo que la zona reparada quede sencillamente perfecta.

Para pintar una pared con gotelé, recomendamos utilizar pintura plástica, puesto que es un tipo de pintura muy fácil de aplicar, que ofrece un mayor recubrimiento y además es de secado rápido.

¡Y eso es todo! Con estos sencillos pasos, podrás reparar un parche de gotelé en tus paredes y dejarlas como nuevas, devolviéndoles su aspecto original para que luzcan impecables.

En Pastor Decoraciones, estamos a tu disposición para darte más consejos y asesoramiento sobre decoración y reparación de interiores. No dudes en contactarnos para cualquier consulta o servicio que necesites. Estaremos encantados de atenderte.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies